miércoles, 1 de diciembre de 2010

El valor de una Sonrisa

Nunca creí que pasaría, pero he de confesarlo, hace unos días respondí a un mensaje de SPAM. Además es peor de lo que nunca imaginé, era un mensaje que ni tan siquiera pedía contestación. Mi correo de contestación decía:

Probablemente nadie lea esto, pero tengo que decirlo
GRACIAS por recordarme algo tan simple
.

Y el correo original decía algo que necesito recordar, que creo que todos necesitamos recordar...

Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho.
Enriquece a quienes la reciben
sin empobrecer a quienes la da.
No dura más que un instante,
pero su recuerdo a veces es eterno.
Nadie es tan rico que pueda pasarse sin ella,
y nadie es tan pobre que no pueda
enriquecer con sus beneficios.

Una sonrisa es descanso para los fatigados,
luz para los decepcionados,
alegría para los tristes
y el mejor antídoto contra las preocupaciones.

Una sonrisa no puede comprarse,
no puede obtenerse por caridad,
no puede robarse ni puede ser prestada,
porque una sonrisa es algo que a nadie rinde beneficio
a menos que sea brindada espontánea y gratuitamente.

Y si, en el trato con nuestros compañeros
alguien está demasiado cansado para
brindar una sonrisa, regálale una de las
tuyas, pues nadie necesita tanto de una sonrisa,
como aquel a quien no le queda
ninguna que ofrecer.


Mohandas Karamchand Gandhi

1 comentario:

Otaku_desu dijo...

Dios que bonito, hermosas palabras, ahora las sonrisas tienen un significado diferente para mi.